viernes, 20 de octubre de 2017

Juntos


No podían estar juntos aunque su pasión,sus miradas, su piel y su corazón les dijera que estaban predestinados.

Pero se conformaban con mirarse de lejos, con un hola fugaz en la calle, con una leve caricia en el dorso de las manos al cruzarse y una sonrisa que encerraba la pasión de un beso.

sábado, 24 de septiembre de 2016

Te sigo buscando...

Subo al autobús y dejándome caer en el asiento, subo la música que llevó para que me aísle del resto del mundo. Mis ojos se pierden en el paisaje que hay más allá del cristal, subiendo y bajando las montañas, recorriendo los caminos sin ver donde acaban.
Me dejó transportar por la brisa que, perezosamente mueve las nubes y me pregunto si tú cabalgas sobre alguna. Si me ves desde arriba, si observas mis pasos, si en sus caprichosas formas me dejas algún mensaje

martes, 9 de agosto de 2016

Fin...


Contempló el paisaje, afligido, cansado...
Su reino abarcaba más allá de donde le llegaba la vista, o al menos así había sido.
Observó las ruinas de lo que había sido su castillo, su fortaleza, su hogar y lloró como un niño.
-Es la hora
-Lo sé amiga muerte y ganas tengo de marchar, durante milenios he podido observar el mundo, ver cómo han cambiado los hombres, cómo su avaricia y su arrogancia ha ido a más...estoy cansado de ver como el hombre se corrompe
-No hables así, también llegaste a conocer el amor incondicional de una madre, la ayuda desinteresada de un desconocido, la sonrisa inocente de un niño y hasta tu marchito corazón, una vez latió con la pasión del amor verdadero
Y mientras la muerte le envolvía con su manto, él sonrió con el recuerdo de aquel amor

sábado, 6 de agosto de 2016

La venta

-Yo soy todo lo que deseas- dijo mientras se levantaba- Soy tu codicia y tu avaricia, soy tu deseo y tu lujuria, soy el poder que ansias, soy el dinero, las mujeres, el lujo...¡lo soy todo! Todo con lo que llevas soñando desde niño, soy todas las mujeres que has deseado desde tu adolescencia, soy todo el dinero que quieres poseer en tu madurez y seré toda la vida que quieras beber en tu vejez.
Se acercó a él sibilina, le rozó el pecho con la mano, le acarició con una de sus alas y le quemó por un segundo
-Todo lo que quieres te lo puedo dar
-¿Y el precio?
Ella sonrió mostrando sus colmillos
-Es pequeño en comparación de lo que te puedo otorgar
Lo pensó, la miró, se perdió en sus curvas, en el calor de sus alas.
Se levantó y se dirigió a la ventana de la torre, observó la ciudad a sus pies.
Quería gobernarlos, quería tener sus vidas en sus manos, quería ser temido, odiado, deseado y envidiado...¡¡ella se lo daba!!
-Pero es que el precio...
-Sólo es un corazón y ni siquiera es el tuyo, destrozalo, aniquilalo, despedazalo...haz que caiga en la culpa, en la tristeza, en la agonía de no tenerte ¡y todo será tuyo!
Con sus últimas palabras la catedral entera vibró
Volvió de nuevo su mirada al exterior y se perdió en el brillo de la luna, ella estaría mirándola...¿podría destrozar el corazón de la única persona que la había amado de verdad?



Imagen tomada de la red

domingo, 31 de julio de 2016

El mejor



Soñaba con ser el mejor, el más rápido, el más inteligente, el más guapo, el que más dinero tuviera, el que tuviera el mejor coche, la mejor casa, el mejor perro, el mejor traje, los mejores zapatos...
pero renunció a todo por amarla a ella

sábado, 16 de agosto de 2014

La apuesta

Se acercaba la hora.
Se preparó un whisky escocés de 12 años en un vaso, sin hielo, sin agua, sólo el whisky. Apagó las luces, la habitación se iluminó con el fuego de la chimenea y se dejó caer abatido en el viejo sillón de cuero a esperarle.
El reloj dió trece campanadas.
Observó el fuego donde comenzaba a perfilarse una oscura figura, la serpiente de fuego se deslizó fuera sin dejar de mirarle.
-Eres puntual-dijo terminando el contenido del vaso-¿Acaso tienes prisa?
-Yo no, viejo amigo-pronunció la serpiente mientras se convertía en un apuesto y gallardo joven-E imagino que tú tampoco
-Aquí estamos de nuevo, igual que hace cincuenta años
-Sí y ya sabes que vengo a cobrar la apuesta
-Soy consciente pero viejo, recuerdamela
-¡¡No juegues conmigo!!
El grito hizo temblar los cimientos de la gran casa.
El viejo rió a carcajada suelta, tanto que comenzó a ahogarse y a toser
-Adelante-dijo  cuando se recuperó-dime por qué has perdido la apuesta y lee lo que se escribió hace cincuenta años
El joven suspiró, hizo aparecer un viejo pergamino y comenzó su lectura:
-Yo, Lucifer, he perdido la apuesta porque las almas humanas a las que he intentado embaucar, no se han dejado engañar con los halagos de antaño.
Reconozco ante Mi Padre, que Él tiene razón y no pisaré la Tierra en 50 años, tal y como Él hizo en el pasado"


Imagen tomada de internet

miércoles, 16 de abril de 2014

Conversaciones en un café VII


-¿Habló con ella?
-Le prometí la luna, el sol, las estrellas, el mundo, cumplir sus sueños, la felicidad...
-¿Qué le contestó?
-Que todo eso ya lo había conseguido sola